Desparasitaciones

La desparasitación periódica es esencial para la salud de nuestras mascotas y la nuestra propia (ya que algunos parásitos son zoonóticos y pueden transmitirse a las personas). Con ella evitamos la presencia de parásitos externos e internos que pueden trasmitir enfermedades.

INTERNA

La desparasitación interna sirve para evitar la presencia de parásitos internos como los gusanos planos o redondos. Habitualmente se realiza cada tres meses mediante una pastilla o pipeta. Aquellos animales que no salen de casa como gatos o conejos también se recomienda su desparasitación al menos cada 6 meses, ya que nosotros u otros animales con los que conviven, podemos actuar como vehículo de los parásitos.

Con la realización de coprológicos (analítica de heces) complementamos la prevención de los parásitos internos, puesto que hay algunos que requieren medicaciones especiales para su tratamiento.

EXTERNA

La desparasitación externa sirve para evitar parásitos externos como pulgas, garrapatas y mosquitos.

Pulga:es un insecto hematófago (que se alimenta de  sangre) cuya picadura produce erupciones cutáneas y un intenso escozor.

Garrapata: es un ácaro hematófago que se engancha a la piel del animal. Transmite enfermedades como la ehrlichiosis, anaplasmosis, enfermedad de Lyme o babesiosis que pueden resultar mortales. 

Mosquito: su picadura puede transmite parásitos como Filaria o Leishmania que son enfermedades muy graves para nuestra mascota

Se puede realizar mediante pipetas (líquido que se aplica en la zona del cuello), collares, sprays o pastillas y su duración y eficacia depende del producto.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola,
¿En qué podemos ayudarte?